La reliquia de la Beata Concepción Cabrera en la Basílica de Guadalupe

¡Jesús, Salvador de los hombres, sálvalos, sálvalos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *